Aunque la semana pasada parecía que los precios de los cereales entraban en un periodo a tono con el climático, fríos, solo ha hecho falta una nueva semana de cotizaciones para cambiar de rumbo en los mercados mayoristas hayan comenzado el año con una tónica ascendente, salvo el trigo duro que se mantiene estable, en la comparativa que deja las dos primeras semanas del año.

Según el último informe de la Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España (Accoe), el precio de la cebada es de 192,24 euros/tonelada, un +0.25 % respecto a la primera del año.

La cebada de malta se revalorizó un ligero 0,08 % en esa comparativa (pasó de 201,05 a 201,67 euros/tonelada) y el maíz, un +0,79 % (cerró la segunda semana del año a 183,18 euros/tn).

En el caso del trigo, el duro no cambia de rumbo y se mantiene invariable durante los primeros 14 días del año (en 204,50 euros/tonelada) mientras que el trigo blando se encareció un 0,44 % en los mercados mayoristas (comenzó el año a 202,03 euros/tonelada y ahora está a 202,91 euros/tn).

Cabe destacar que se esperaba una mayor subida en el precio del trigo, después de que los mercados internacionales hubieran comenzado a impulsar su cotización, especialmente porque Rusia, primer exportador mundial, está mostrando los primeros síntomas de agotamiento de este grano y los precios en este país están repuntando, según señalaban la semana pasada los expertos de la Lonja de León.

Igualmente es relevante señalar que el cierre de la Administración de Estados Unidos como consecuencia del pulso político que su presidente, Donald Trump, mantiene con los demócratas y el Congreso, a cuenta de los fondos para el muro en la frontera con Méjico, ha provocado que el informe mensual del USDA, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, sobre producción, comercio y existencias de cereales y de oleaginosas no se haya publicar este mes ya que todos los funcionarios están actualmente en el paro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here