Los precios del aceite de oliva se han recuperado la última semana, aunque de forma leve, con ligeros repuntes en un mercado que ha recuperado cierto nivel de actividad, un vez acabado el periodo estival que frenó desde inicio de agosto la actividad del sector y de las ventas, según indican fuentes de Oleoestepa.

El aumento de la demanda ha provocado subidas en lampante, donde se han cerrado operaciones a 2.450 euros (frente a los 2.350 euros de la semana pasada) y en virgen a 2.550 euros (2.500 euros, la anterior), mientras que el extra se mantiene sin cambios a 2.900 euros por tonelada.

El sistema Poolred de la Fundación del Olivar anotó un incremento mas significativo en los precios del aceite de oliva lampante, donde se fijaron una cotización media de 2.406 euros, frente a los 2.367 euros de la semana anterior.  Mientras que, en el resto de calidades se registraron pequeñas oscilaciones tanto a la baja como al alza. El virgen se situó en 2.465 (2.441 euros la semana anterior) y el extra en 2.718 (2.725 euros, la anterior).

Asimismo, el análisis de la evolución de los precios del aceite vegetal del último Informe semanal de Coyuntura del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación para la semana 33, que va del 13 al 19 de agosto, se indica un predominio de los descensos en los precios medios de los aceites de oliva.

Aceite de orujo crudo (-1,84%), aceite de orujo refinado (-1,19%), aceite virgen (-0,44%) y aceite virgen extra (-0,35%). Las subidas se han producido en aceite de oliva refinado 1,15% y aceite lampante 0,53%. El aceite de girasol refinado también desciende un (-0,22%).

De igual forma, la actualidad del aceite de oliva ha estado marcado por el informe sobre el sector realizado por el Instituto Coordenadas de Gobernanza y Economía Aplicada, donde se destaca la existencia y el peligro existente por un acelerado proceso donde impera la banalización que daña su imagen y le resta valor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here