Los precios en origen del aceite de oliva han experimentado un repunte en la última semana, aunque de forma leve, pero sin convertirse en algo significativo, ya que a penas hubo movimiento en los mercados por los diferentes festivos que se acumularon la semana pasada. Esta situación mantiene la incertidumbre sobre por dónde irá la tendencia en las próximas semanas cuando se consolide la nueva campaña.

Según el Sistema de Información de Precios en Origen del Aceite de Oliva (Poolred), los precios del aceite de oliva en el mercado de origen han repuntado al inicio del segundo mes de la nueva campaña oleícola 2018/2019, que recoge la media ponderada de las operaciones de compraventa para cada calidad. En aceite lampante se fijó un precio medio de 2.325 euros frente a los 2.218 de la semana anterior. El precio del virgen subió hasta 2.405 euros (2.364 euros de la semana pasada). Y el extra se sitúo a 2.797 euros por tonelada (2.627, la anterior).

Por su parte, según responsables de Oleoestepa, los precios no variaron y los aceites lampantes se pagaron a 2.350 euros por tonelada, los vírgenes a partir de 2.450 euros y los extras a 2.800 euros por tonelada. Por otra parte, la recolección de aceituna se ha visto interrumpida por las lluvias, por lo que la disponibilidad de aceite nuevo es muy corta, cerrándose operaciones a 3.250 euros por tonelada.

Asimismo, en el análisis de la evolución de las cotizaciones de los aceites vegetales del último Informe semanal de Coyuntura del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación para la semana 43, que va del 22 al 28 de octubre, se anotaron descensos en los precios medios de los aceites de oliva, excepto en los de los orujos que incrementan su precio un 0,85% el crudo y un 0,64% el refinado.

Aceite de oliva lampante (-2,91%), oliva refinado (-1,95%), oliva virgen (-1,28%) y virgen extra (-0,38%). El precio del aceite de girasol refinado permanece estable.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here