Sin cambios, y en los casos en los que los ha habido han sido a la baja pero levemente, lo que no es precisamente una buena noticia, en los precios en origen del aceite de oliva. Da la impresión que los mercados se aferran a la propuesta del sector de frenar sus protestas y esperar hasta mayo para ver si las medidas de las administraciones frenan la caída de los precios y parece que las cotizaciones se van a quedar como están ahora durante una semana más, sobre todo porque los días festivos de esta Semana Santa que ahora empieza solo va a recortar la actividad en el mercado, como recuerdan fuentes de Oleoestepa.

Estas mismas fuentes indican que las cotizaciones repitieron en virgen donde se cerraron operaciones a 2.200 euros y en lampante a 2.000 euros por tonelada. Mientras que el aceite extra baja hasta los 2.600 euros frente a los 2.700 euros por tonelada de la semana anterior.

Por su parte, el sistema de información de precios en origen del aceite de oliva, Poolred de la Fundación del Olivar –Poolred– recogió ligeras bajadas en todas las calidades para la semana que va del 6 al 12 de abril. En extra se fijó un precio medio de 2.338 euros por tonelada frente a los 2.378 de la semana anterior, en virgen a 2.095 euros (frente a los 2.123 euros de la semana anterior)  y en lampante a 1.882 euros por tonelada (1.945 euros, la anterior).

De igual forma, según el último Informe semanal de Coyuntura del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación para la semana 14, que va del 1 al 7 de abril, se vuelve a visualizar que, una semana más, hubo un descenso generalizado en los precios medios de los aceites de oliva. Virgen extra(-3,55%), oliva refinado (-2,96%), orujo crudo (-2,55%), lampante (-2,33%), orujo refinado (-2,11%) y aceite virgen (-1,51%). Por su parte, el aceite de girasol refinado sube un 0,17%.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here