Los precios de los cereales parece que se congelan al mismo ritmo con el que se congela el clima en este país. Salvo las cebadas, que continúan con su tendencia alcista desde hace ya varios meses, el resto de variedades parecen abocados a un ritmo pausino casi sin variaciones, aunque las que hay son a la baja, muy suave pero que preocupa porque están empezando a acumular ya varios descensos consecutivos, en especial el trigo duro, cotizando a 216,67 euros por tonelada, es decir, 0,8 euros por tonelada menos.

Llama la atención la caída del precio del maíz, aunque solo fuera 0,2 euros por tonelada, después de que hubiera experimentado una fuerte subida esta semana pasada en la Lonja de León, desde donde destacaban que se está infravalorando a este cereal.

Con este panorama, los precios medios de los cereales se congelan, aunque bajaron levemente en los mercados mayoristas en la semana 48 del año (27 noviembre-3 diciembre) respecto a la anterior, con la excepción de la cebada que subió y la cebada de malta que permanece estable, según el informe de la Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España.

Las cotizaciones medias nacionales de los cereales fueron las siguientes: trigo blando, 189,44 euros/tonelada (-0,03 %); cebada, 185,18 euros/tonelada (+0,25 %); cebada de malta, 189,50 euros/tonelada (0 %); trigo duro, 216,67 euros/tonelada (-0,38 %) y maíz, 175,42 euros/tonelada (-0,12 %).

En comparación con los datos de enero de 2017, los precios del trigo blando han subido un 12,00 % y los de la cebada un +19,87 %, mientras que los del maíz han descendido un 0,74% y los del trigo duro, un -2,26 %.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here