Los ataques a los camiones españoles en Francia parece que no van a cesar y aunque en gran parte pasen desapercibidos por los grandes medios de comunicación, los asaltos empiezan a ser la rutina de cada año por estas fechas, como el sucedido esta semana en Vaucluse contra un camión de fruta español. Y los agricultores galos ya han advertido que están dispuestos a radicalizar sus protestas si el Gobierno francés no “frena” las importaciones españolas.

Esta semana, según se ha sabido ahora, los jóvenes agricultores de la región francesa de Vaucluse han interceptado un camión de fruta, que contenía melocotones, albaricoques y zanahorias de España e Italia en la carretera entre Orange y Piolenc y procedieron a vaciar su carga. Aunque no hubo que lamentar heridos, ya que el conductor del vehículo prefirió plegarse ante las amenazas de los agricultores, el incidente provocó importante daños económicos mientras que la Policía francesa, como casi siempre, no hizo acto de presencia hasta que el vertido de la fruta y hortalizas causó un atasco de tráfico, lo que les obligó a tener que intervenir.

Los agricultores galos advierten de que “si no se hace nada, nuestra próxima acción será aún más espectacular”

Como en otras ocasiones, la justificación planteada por los asaltantes fue echar la culpa a las frutas y hortalizas españolas de su mala situación. “Debido a estos productos importados, tenemos que mantener nuestra fruta en los árboles”, aseguraron los agricultores que intervinieron en el ataque.

Sin embargo, lo más preocupante es que lejos de ser una acción aislada ya han dejado claro que están dispuestos a radicalizar sus acciones contra os productos españoles. En este sentido, Bruno Bouche, Presidente de jóvenes agricultores de Vaucluse, ha asegurado a la prensa gala que “hemos pedido al prefecto una cita para tratar este tema, pero si no se hace nada, nuestra próxima acción será aún más espectacular”.

Cabe recordar que los eurodiputados españoles han urgido a la Comisión Europea a que intervenga ante el Gobierno francés para poner fin a los frecuentes ataques de agricultores franceses a camiones españoles que transportan fruta, en especial tras el hasta ahora último de estos ataques, que se produjo este en Perpiñán,

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here