La nueva campaña de la almendra no ha podido empezar con peor pie. A los descensos que acumula desde que comenzara se suma ahora la denuncia de la sectorial de frutos secos de La Unió de Llauradors de que la campaña de recolección de la almendra se inicia en el conjunto de zonas productoras sin un precio para los agricultores, “lo que ha generado una situación de incertidumbre y preocupación”.

La Unió ha indicado en un comunicado que pese a existir un precio de lonja, bastante inferior al de la campaña pasada, los operadores no están comprando almendra y no fijan ellos los precios con el objetivo de que bajen aún más las cotizaciones.

Ya ha detectado algunas ventas de almendras sin precio, “pudiendo acabar al mismo nivel que hace ocho años”

A juicio de esta organización “todo es fruto de una estrategia intencionada para que el productor acabe vendiendo finalmente a bajo precio por el miedo a que se le quede en el árbol”.

En este sentido, La Unió ya ha detectado en este inicio de la recolección de la almendra algunas ventas sin precio, “pudiendo acabar al mismo nivel que hace ocho años donde fue ridículo lo pagado a los agricultores”.

“Los compradores de almendra pagaron en la pasada campaña un alto precio por la almendra y vieron disminuido su margen de beneficios”, han asegurado desde La Unió.

Así, ahora, “parece que no desean que suceda lo mismo y por eso se han puesto de acuerdo para esperar que el mercado se hunda más de lo que está”.

La almendra americana de California, más económica, “suele entrar fácilmente en los mercados europeos y marcar las cotizaciones y este año tienen una gran cosecha mientras que el año pasado sufrieron los rigores de las heladas”.

Los precios bajan cuando 100 millones de kilos serán importadas, mientras que la producción en toda España será de unos 57 millones

Desde La Unió han criticado que este año existe más cosecha en la Comunitat que en el anterior, “pero aun así no se cubre la demanda del consumidor y se importa, lo que hace sospechar que se trata de movimientos especulativos”.

Según los datos disponibles, esta campaña de recolección de la almendra podría superar los 100 millones de kilogramos de almendras importadas, mientras que la producción en el conjunto del Estado será de unos 57 millones.

La producción prevista en la Comunitat de almendra para esta campaña es de 5.936 toneladas (2.300 en Alicante, 1.654 en Castellón y 1.198 en Valencia); más alta que la anterior y en parecidos términos a la de hace dos.

Los precios que aparecen en la actualidad en lonja son de alrededor de 4 euros/kg almendra en grano en la variedad Comuna y de 7 euros/kg en la Marcona, mientras que el año pasado por esas mismas fechas eran de 6 euros/kg y 8,5 euros/kg, respectivamente.

Asimismo, desde La Unió de Llauradors han aseverado que solicitarán al Ministerio de Agricultura, si continúa esta tendencia de bajos precios, que establezca medidas que garanticen la viabilidad del cultivo de la almendra. Así, pedirán que se establezcan los mecanismos previstos en caso de perturbación de mercados como a su juicio es el caso.

También han pedido desde La Unió que se garantice la trazabilidad de la almendra con objeto de evitar el fraude al consumidor y que no se mezcle con otras de importación. Es “fundamental”, para la entidad agraria, que los consumidores conozcan la calidad de la almendra autóctona frente a otras almendras importadas de peor calidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here