La sequía sigue haciendo de las suyas y se vivirán sus consecuencias también en el menú navideño. Ya se iba anunciando que el cordero veía peligrar su campaña de Navidad y hoy, a pocos días del 24 de diciembre, la Alianza UPA-COAG ha querido advertir de la escasez de lechazos producidos en Castilla y León por la ausencia de pastos por falta de lluvias.

Este hecho está provocando serios problemas, no solo de sobrecoste alimenticio para el ganado derivado de la ausencia de pastos y la compra de piensos y forrajes, sino también de manejo en las propias explotaciones, ya que el excesivo calor y la reducción severa de pastos ha provocado dificultades en las cubriciones.

está provocando complicaciones a la hora de cumplir la normativa para cobrar la PAC

Todo esto lleva a un desabastecimiento de lechazos con el  marchamo de calidad de Castilla y León tanto a restaurantes como a particulares, por lo que desde la Alianza UPA-COAG piden a las administraciones que vigilen la entrada de corderos importados que después se venden como procedentes de la comunidad autónoma – cuando en realidad no lo son – y a las autoridades de consumo, a su vez, el máximo control ante las ofertas que desde ya empezarán a aparecer en los distintos puntos de venta.

Por lo que concierne a los ganaderos, todo está generando complicaciones a la hora de cumplir con la normativa PAC ya se debe cumplir con la obligatoriedad de producir un mínimo de 0,6 corderos por hembra reproductora para así cobrar la ayuda acoplada de aproximadamente 12 euros por oveja.

Debido a esta situación de excepcionalidad motivada por la sequía que tan gravemente está incidiendo en la ganadería, desde la Alianza UPA – COAG ha solicitado la posibilidad de que se tenga en cuenta no solo a los corderos para venta sino también a las corderas para reposición en la explotación.

Por su parte, el sector ovino de leche de Castilla y León es un sector productor puntero a nivel nacional, en el que el 70 % de la producción está agrupado en cooperativas y que requiere de compromiso y responsabilidad por parte de la Administración regional en una situación como la actual.

La Alianza UPA-COAG ha solicitado por escrito a la Consejería de Agricultura y Ganadería que convoque una reunión urgente con el sector ovino de leche para coordinar la puesta en marcha de cuatro medidas concretas: contratos de larga duración (3 años) con revisión de precios trimestrales; precios referenciados a parámetros de calidad; control de la comercialización de quesos que lleven implícito determinadas prácticas ilegales como es la venta a pérdidas y el apoyo a las cooperativas en materia de comercialización.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here