La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha anunciado la puesta en marcha durante el mes de febrero de tres líneas de incentivos para modernizar los invernaderos y dar cobertura por los daños sufridos por el tornado del pasado 6 de enero en la provincia almeriense. Durante su participación en un desayuno-coloquio organizado por el periódico La Voz de Almería, Díaz ha destacado especialmente la puesta en marcha de un Plan Renove para Invernaderos, dotado con 100 millones de euros y con un plazo de ejecución de cinco años, para la modernización de invernaderos tradicionales, de tipo parral, y los de pequeño tamaño.

-“Fundamentalmente estamos pensando en aquellas infraestructuras que tienen unos 20 años de antigüedad y que suelen ser las más vulnerables cuando vienen adversidades climáticas”, ha dicho la presidenta. Junto a este programa, ha avanzado, se pondrá en macha otro de ayudas a invernaderos que han sufrido “solo daños leves” y otra para modernización de explotaciones con “daños graves”. Este último, supondrá un montante de 10 millones y permitirá a los beneficiarios la incorporación en sus instalaciones de “un diseño más productivo y resistente a daños meteorológicos y, evidentemente, asegurables”.

La presidenta, que ha reseñado el trabajo realizado por la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural para consensuar las medidas con el sector y, particularmente con los afectados, ha subrayado la importancia del sector agroalimentario para Almería, que facturó la pasada campaña más de 5.000 millones de euros y generó 110.000 empleos directos e indirectos en esta provincia. No en vano, ha afirmado, la tasa de cobertura de la balanza exterior almeriense está 70 puntos por encima de la media española (163% frente al 91% de España). De ahí que ahora defienda este Plan Renove para Invernaderos que ayude al sector.

Por cada joven que se incorpora al campo se crean ocho puestos trabajo

Asimismo, la presidenta andaluza ha defendido que el relevo generacional en el campo “permitirá mantener el liderato en producción y calidad” y ha sostenido que “por cada joven que se incorpora a la actividad se crean ocho puestos de trabajo indirectos” en los pueblos de Andalucía.

Así lo ha manifestado durante un encuentro en el Museo Arqueológico de Almería con los 131 jóvenes de la provincia almeriense receptores de ayudas para la creación de empresas del sector agroalimentario y ganadero, según ha informado el Gobierno andaluz.

Ha defendido que la cohesión territorial “es posible” si hay sectores, como el agrícola o el ganadero, que son “pujantes, competitivos y que permiten vivir libre, con dignidad”.

Andalucía logró un incremento del 6,5 % en la incorporación de jóvenes a estos sectores en 2017, frente a la reducción del 21 % a nivel nacional.

Para Díaz, “este es el camino”, por lo que la Junta ha dado un “mayor impulso” al Programa de Desarrollo Rural desde 2008, para que “el relevo generacional sea más rápido, con más facilidades y menos trámites”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here