El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación en funciones, Luis Planas, ha sido muy claro y tajante: «Pedir se puede pedir lo que se quiera, pero es un procedimiento tremendamente tasado desde un punto de vista administrativo» y ha recordado que la reducción de módulos agrícolas que se aplican en el impuesto de la renta (IRPF) sólo se aplican de forma general, a todo un sector agrícola, en casos «absolutamente excepcionales».

Así lo ha asegurado este miércoles 8 en declaraciones a los medios de comunicación en relación a las peticiones hechas por las organizaciones agrarias para que el Gobierno amplíe las rebajas a más sectores y áreas al considerar insuficientes las recogidas en la Orden del Ministerio de Hacienda para la campaña 2018.

En este sentido, ha sido muy claro al insistir en la excepcionalidad de aplicar las rebajas a nivel sectorial, ya que es algo que sólo se plantea en situaciones extraordinarias como se hizo en su día con el veto ruso a las exportaciones o, en el caso de la campaña del año pasado, al sector de los cítricos y de la aceituna de mesa por la situación de precios y el caso de los aranceles de EEUU que han sufrido, respectivamente.

aclara que Los únicos cambios en la reducción de módulos serán si existen errores en los análisis, ya que cabe la posibilidad de corregirlos

Planas ha recordado que la rebaja fiscal es un mecanismo para el que el Ministerio recoge los informes de las comunidades autónomas y, en base a ellos, formula al de Hacienda la propuesta de reducciones.

Normalmente, ha resaltado, se atiende a acontecimientos adversos de índole meteorológica, incendios o cualquier otra circunstancia que «afecte gravemente» a la producción en una zona (municipio, comarca u otra área determinada), «siendo siempre la referencia que haya una afectación al 30% del resultado de la producción».

No obstante, también ha dejado muy claro que si existen errores en esos análisis cabe la posibilidad de corregirlos de cara a la reducción de módulos.

Por su parte, la consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía, Carmen Crespo, ha reiterado al Gobierno que atienda a su petición de corregir la Orden de la rebaja fiscal.

Para ello, la Junta de Andalucía ha presentado un informe «contundente» y basado en datos «rigurosos», según la consejera, quien ha lamentado que el Gobierno no haya tenido en cuenta en las reducciones al olivar, la sequía, el granizo o las consecuencias del tornado en el Poniente almeriense ocurrido el año pasado.

«Rogamos -al Ministerio- que lo tenga en cuenta porque es fundamental, ya que el año agrícola no fue el mejor», ha subrayado.

La consejera de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural en funciones de la Generalitat Valenciana, Elena Cebrián, ha señalado que su Departamento está haciendo una revisión «detallada» porque han detectado «algunos problemas o cultivos» que no han quedado reflejados.

Entre ellos, están las cosechas afectadas por la bacteria Xylella fastidiosa, que no han sido incluidas en la rebaja a pesar de su «impacto».

Por ello, Cebrián ha hecho hincapié en que, en líneas generales, los cultivos más afectados de la región -como los cítricos- sí se beneficiarán de reducciones fiscales en el IRPF.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here