El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, y el vicepresidente de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural del Parlamento Europeo Paolo de Castro han coincidido en que ven “muy difícil”  que se pueda aprobar una reforma de la PAC antes de que acabe la legislatura en la UE, por lo que se debería esperar casi dos años más para afrontarla.

En declaraciones a los periodistas después de mantener un encuentro en Madrid, han reconocido la dificultad de conseguir que el Parlamento Europeo apruebe la PAC 2020, dado el poco tiempo que queda (algo más de medio año) para las elecciones europeas.

Crítica al comisario de Agricultura y Desarrollo Rural, Phil Hogan, por estar “poco acertado” en la gestión de los tiempos de tramitación

No obstante, Planas ha resaltado que su preocupación no es tanto este retraso ante la aprobación de una reforma de la PAC esta legislatura, sino que se consiga una “buena reforma” y que, en el caso de que se confirme la dilación, los agricultores y ganaderos no pierdan los mecanismos de apoyo y financiación durante ese periodo. “No se pueden dejar de cobrar los apoyos” -de la PAC- por un “retraso legislativo”, ha insistido.

De Castro, por su parte, ha hecho hincapié en las dificultades de calendario para conseguir que una reforma de la PAC pudiese ser aprobada en el último pleno del Parlamento Europeo, en el mes de abril de 2019, antes de los comicios, y en que el previsible retraso no es una cuestión de voluntad política.

A su juicio, el comisario de Agricultura y Desarrollo Rural, Phil Hogan, ha estado “poco acertado” en la gestión de estos tiempos de tramitación.

Para De Castro, aunque sea “difícil” aprobar una reforma de la PAC no hay que dejar de “discutir las propuestas” para conseguir una política “más fácil, menos burocrática”, pero “siempre” manteniendo que sea “común” para los Estados Miembro.

En este sentido, ha indicado que la “posible renacionalización” de la futura PAC es un “problema que preocupa mucho” y que en su opinión sería “desmembrar” esta política en “27 normativas nacionales”, lo que es un “riesgo”; un argumento también apoyado por el ministro Luis Planas.

El ministro propone que el Parlamento Europeo se posicone claramente contra la venta a pérdidas y que la CE la legisle

En el encuentro, también se ha analizado la futura directiva europea para evitar las prácticas desleales en la cadena alimentaria: un tema “muy importante”, según Planas, quien ha defendido la necesidad de regular sobre las ventas a pérdidas.

Es “importante” que el Parlamento incluya este apartado en la norma, ha afirmado el ministro, tras señalar que sería “reconfortable” aunque, de no ser así, los Estados miembro tendrían margen de maniobra para legislar al respecto.

La directiva llegará al Parlamento europeo en las próximas semanas, donde se hará una primera lectura en la Comisión de Agricultura, según han avanzado.

En opinión de Planas es necesario acordar unas “bases mínimas” en el ámbito europeo sobre las relaciones entre los eslabones de la cadena alimentaria para que tengan una posición y “papel más justos”.

Por su parte, De Castro ha reconocido la “necesidad” en la UE de legislar para “reforzar” el buen funcionamiento de la cadena alimentaria: actualmente, “la ley española no puede hacer nada frente a un productor español que sufre una práctica desleal en Francia” y el objetivo es que la directiva comunitaria lo permita.

Ambos han resaltado su coincidencia en cuanto a la visión de la agricultura comunitaria y respecto a que los Estados europeos mediterráneos se esfuercen por mantener posiciones “comunes y eficaces” en torno al sector, por la importancia que tiene para la economía de países como Francia, España o Italia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here