La anunciada y temida reforma de la PAC parece que cada vez se aleja un poco más. Primero fue la UPA la que dio la voz de alarma, al avanzar que la falta de acuerdo para cerrar el Presupuesto europeo y la proximidad de las elecciones europeas en mayo de 2019 podría aplazar esta reformados años. Luego fue la vicepresidenta de la Comisión de Agricultura del Parlamento Europeo, Clara Aguilera, la que también dejó caer esta posibilidad, y ahora ha sido el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, quien parece que se suma  esta teoría, al señalarque confía en una buena negociación siempre que se logre un acuerdo político en el presupuesto europeo para el mes de mayo, algo que “está por ver”.

A la espera de acontecimientos, el ministro que valorado en Córdoba el apoyo de organizaciones agrarias, partidos políticos y comunidades autónomas a la postura de España en la negociación de la próxima Política Agraria Común (PAC).

En declaraciones a los periodistas el pasado viernes, tras mantener una reunión institucional con la alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio, el ministro ha reconocido que la negociación para que la Unión Europea (UE) no aplique los recortes previstos en la PAC 2017-2020 va a ser “larga y difícil”.

“Ya somos 20 países de la UE, a los que se ha incorporado Alemania,” que apoyan que “al menos se mantenga como hasta ahora”

Si bien ha indicado que la respuesta de las organizaciones profesionales agrarias, cooperativas, así como de los partidos políticos ha sido “muy positiva”.

Todos ellos, junto a las comunidades autónoma han firmado un documento nacional de apoyo a esta posición común porque “a pesar de las diferencias”, “todos entienden que es necesario defender una posición fuerte de España”.

“Ya somos 20 países de la UE, a los que se ha incorporado Alemania,” que apoyan que “al menos se mantenga como hasta ahora” la ayuda europea a los agricultores, postura que el ministro ha anunciado seguirá negociando en la reunión de la Comisión Europea prevista en Austria en dos semanas donde “continuaremos con la discusión”.

No obstante, Planas ha manifestado su pretensión de que “para la próxima primavera” se tenga alguna decisión, siempre que se logre un acuerdo político en el presupuesto europeo para el mes de mayo, algo que “está por ver”, lo que abre la puerta a que se podría aplazar.

De esta forma, la segunda fase del marco que regula las ayudas europeas al campo podría aplicarse a partir de entonces.

El ministro ha recordado que la agricultura en España tiene dos retos “fundamentales”, la incorporación de jóvenes pues, “sin ellos no hay futuro” y la dimensión de género, “clave” para el desarrollo de los núcleos rurales agrarios, ahora masculinizados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here