En julio del año pasado, la Asociación de Fabricantes de Piensos Compuestos de Castilla y León criticó la fuerte subida de precios de los cereales por parte de los agricultores que estaría perjudicando a la competitividad de los propios ganaderos de la región. Ahora la situación ha dado la vuelta. Los precios de los cereales estánbajando pero no el de los piensos. Por eso, la Alianza UPA-COAG ha denuncia que el precio del pienso compuesto no desciende pese a la bajada continua de las cotizaciones del cereal.

La organización agraria exige a las industrias de elaboración de piensos que repercutan al ganadero, de forma inmediata, la fuerte bajada de precios de algunas materias primas que utilizan en su fabricación

La bajada de las cotizaciones de la cebada en las últimas semanas es constante y no se está repercutiendo en el precio actual del pienso compuesto, que se mantienen al mismo nivel que en los meses cuando el precio de los cereales era superior al actual.

La cebada se paga de media al agricultor a 177 euros por tonelada, frente a los 190 euros/tn de finales del mes de noviembre.

“Al igual que los encarecen cuando se producen subidas en los cereales, debe reducirse y en el mismo porcentaje el precio final del pienso”

Así pues, para la organización, “los agricultores perciben precios muy bajos por su cosecha, y los ganaderos no ven rebajados los altos costes del pienso compuesto  en un contexto en el que deberían verse beneficiados de una situación como la actual”.

Por ello, la Alianza UPA-COAG reclama a las empresas elaboradoras que “al igual que encarecen los piensos cuando se producen subidas en la cotización de los cereales, en este momento debe reducirse y en el mismo porcentaje el precio final del pienso”.

Sin embargo, ven que “lejos de actuar así, las grandes fábricas actúan mirando solo por sus intereses manteniendo prácticamente inalterables los elevadísimos precios de los piensos  y que en algunos casos hacen insostenible el mantenimiento de la actividad ganadera”.

Esta situación refleja lo que lleva denunciado la Alianza UPA-COAG  desde hace tiempo sobre “la especulación a la que se ven sometidos los profesionales del sector agrario ante la ausencia de mecanismos de defensa para poner fin a los abusos de los que son víctimas los productores”.

En este sentido, la organización exige que las negociaciones de la reforma de la PAC recojan las demandas de los agricultores y ganaderos en el sentido de no dejar desregulados y sin control los mercados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here