Las declaraciones de ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, a favor de la prohibición de la caza y los toros porque “me gustan los animales vivos y no soy muy partidaria ni de los toros ni de la caza”, está provocando reacciones encendidas en diversos colectivos, tato de cazadores como agrícolas.

La Real Federación Española de Caza muestra su total rechazo a las “desafortunadas” declaraciones de la ministra de Transición Ecológica “después de que ayer mismo el Ministerio de Agricultura (MAPA) pidiera la ayuda del sector cinegético para luchar contra las enfermedades que afectan a la fauna silvestre”.

Para la RFEC “es inaceptable que un ministro utilice su cargo para, desde un medio de comunicación nacional, posicionarse contra la actividad cinegética, reflejando con su actitud prohibicionista un total desprecio hacia la libertad individual y de elección de más de un millón de cazadores españoles que practican una actividad totalmente legal, que es apoyada tanto por el Gobierno español como por el grupo político al que pertenece”.

Ángel López Maraver, presidente de la RFEC, ha manifestado que estas declaraciones de la ministra Ribera “sólo demuestran una total y absoluta ignorancia” de la actividad cinegética y del mundo rural, y “una sumisión al ecologismo radical y al animalismo que lo único que pretenden es legislar con prohibiciones desde las ciudades, con un total desconocimiento de la realidad rural”.

El peligro de una propagación de la peste porcina si se prohíbe la caza

Por su parte, desde Asaja Extremadura también se suman a estas reacciones encendidas se critican las declaraciones y advierten de que pueden traer unas consecuencias de difícil valoración en caso de llevarse a cabo.

Cuando la  preocupación actual de la Unión Europea en materia de sanidad animal es el freno de la enfermedad de la Peste Porcina que está afectando a una gran cantidad de países y que está suponiendo una lucha palmo a palmo en la frontera de Bélgica y Francia, “llega nuestra ministra y arbitra la libre circulación de jabalíes, venados y todo tipo de fauna”.

El sector del ibérico en España “y más concretamente en nuestra región son el sustento de numerosas familias y garantes del mantenimiento de un ecosistema único en el suroeste de nuestro país cual es la dehesa. Dehesa que lógicamente al contaminarse de las enfermedades de los animalitos amigos de la ministra desaparecerá por completo”.

La lucha contra la tuberculosis “en nuestra región está ligada a intentar mantener una caza en buen estado y de calidad. Con esta medida solo quedarían animales enfermos. Esperemos que las declaraciones de la ministra hayan sido realizadas bajo la influencia de los buenos caldos españoles y una vez que se le pase la “torrija” recapacite y se desdiga…”, señala el presidente de Asaja Extremadura Ángel García Blanco.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here