Ginés Mena / Efeagro

Los días festivos de esta semana han paralizado el mercado del aceite de oliva, con muy pocas operaciones comerciales en origen, entre almazaras y comercializadores, y precios que se mantienen o bajan ligeramente, según las categorías. Sin embargo, los vírgenes extra españoles se sitúan muy lejos de los italianos (1,24 euros menos el kilo en algunos casos que en Italia), e incluso se distancian de otros productores mediterráneos, como tunecinos o griegos.

Los agentes comerciales colegiados salían este viernes 4 a comprar aceites de oliva vírgenes extra desde 2,76 euros/kg; vírgenes desde 2,49 y lampantes a partir de 2,40 euros por kilo, de acuerdo con el Observatorio de Precios de la patronal de almazaras Infaoliva.

El Sistema de Información de Precios en Origen (POOLred) recoge del 28 de abril hasta el viernes un total de 22 operaciones en el mercado por sólo 845,56 toneladas y un precio medio de 2,80 euros por kilo.

Por categorías, el virgen extra se paga a 2,85 euros/kg; el virgen a 2,59 y el lampante a 2,34 euros por kilo, cada vez más lejos de la barrera de los tres euros.

Del 21 al 27 de abril, el POOLred mostraba 43 operaciones de compraventa entre almazaras y entidades comercializadoras por 2.835,98 toneladas a un precio medio de 2,76 euros por kilo; y oscilaba entre los 2,94 del virgen extra y 2,54 euros del lampante.

El mercado oleícola español sigue lastrado por una reducción de las salidas en los últimos meses que frena los precios

Italia cerraba la última semana de abril con aceites de oliva extra vírgenes a 4,09 euros por kilo, según Ismea; los griegos se pagaban en origen estos días a 3,48-3,79 euros por kilo y los vírgenes extra tunecinos van de 3,43 hasta los 3,72 (biológicos).

En este contexto, los vírgenes extra españoles cerraban abril con una depreciación respecto al año pasado por estas mismas fechas que oscila entre el 9,3 % y el 22 % para el virgen extra.

En Italia, esta última categoría está entre un 18 y un 31 % más barata que hace un año; en Grecia, retroceden del 7,6 % al 10,4 % -aunque los lampantes se han desplomado hasta el 37 % en algunas plazas-; mientras que en Túnez los aceites de oliva de mayor calidad acumulan caídas que rondan el 18 %.

El mercado oleícola español sigue lastrado por una reducción de las salidas en los últimos meses, tanto nacionales como internacionales, coyuntura que impide la recuperación del precio.

En lo que va de campaña, iniciada en octubre de 2017, y hasta el 31 de marzo, las ventas totales -incluido mercado interior y exportaciones- sumaban 632.500 toneladas, un 18 % menos respecto a la campaña anterior, con una medida mensual de salidas de 105.410.

El mercado interior caía el 10 % respecto a la campaña pasada, con 239.600 toneladas, mientras que la merma de las exportaciones es aún mayor, del -22 %, con 392.900 toneladas.

En total, la producción de aceite acumulada se sitúa en 1.229.200 toneladas, mientras que las importaciones hasta marzo han sumado una más que destacada cifra: 91.500 toneladas.

Las existencias llegaban a finales de marzo a 993.200 toneladas, que guardan sobre todo las almazaras (750.900 toneladas) y envasadoras (216.900) mientras que la Fundación Patrimonio Comunal Olivarero alberga las 25.400 toneladas restantes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here