El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció este lunes 17 que ha ordenado la aplicación de la segunda ronda de un programa de ayudas al sector agrícola, entre las medidas anunciadas en julio pasado por valor de 12.000 millones de dólares.

“Hoy cumplo mi promesa de defender a nuestros agricultores y ganaderos de represalias comerciales injustificadas por parte de naciones extranjeras”, dijo Trump en su cuenta de Twitter.

“He autorizado al secretario (de Agricultura, Sonny) Perdue a implementar la 2ª ronda de pagos de facilitación de mercado. Nuestra economía es más fuerte que nunca-estamos junto a nuestros agricultores”, agregó.

Da dinero al sector mientras sanciona a productos europeos que se benefician de la PAC


Estas ayudas no dejan de ser una auténtica paradoja, ya que mientras inyecta 12.000 millones de dólares en su sector agrícola impone aranceles a productos europeos, incluida la aceituna negra española, porque se benefician de las ayudas de la PAC.

De hecho, nada más conocerse la amenaza a la aceituna todo el sector, incluyendo las administraciones españolas y europeas, clamó contra lo que consideraban un ataque a la esencia de la PAC.

De hecho se ha reconocido que podría haber utilizado a la aceituna negra dentro de su guerra comercial con el mundo, para tantear cómo se reaccionaba y como argumento o arma de futuro para un posterior ataque contra todos los productos amparados en la PAC.

Estas nuevas ayudas de Trump forman parte del plan lanzado en julio por valor de 12.000 millones de dólares para compensar a los agricultores y ganaderos perjudicados por los aranceles de otros países en represalia por los aprobados por el presidente estadounidense, Donald Trump.

Perdue señaló en ese entonces que “esta es una solución a corto plazo para permitir que el presidente Trump tenga tiempo para trabajar en acuerdos comerciales a largo plazo que beneficien a la agricultura y a toda la economía de EE.UU.”.

El programa de asistencia está destinado principalmente a los productores de soja, a los de leche y a los de carne de cerdo, algunos de los sectores más castigados por los gravámenes impuestos por China y otros países.

Estados Unidos inició a principios de julio una guerra comercial con China después de ir tensándose cada vez más las relaciones comerciales entre ambas potencias desde la llegada de Trump a la Casa Blanca en enero de 2017.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here