Los países de la Unión Europea incrementaron un 130,2 % la compra de huevo en los dos primeros meses del año, respecto al mismo período anterior, con 6.056 toneladas adquiridas, un incremento achacable a la merma de producción debido a la crisis del fipronil en granjas comunitarias que, por otro lado, habría hecho que España se convirtiese un buen proveedor durante un tiempo y que ahora estaría teniendo una bajada de precio del 17,52% en el mes de enero, como se hacía eco Agroinformacion.

En base al último informe de la Comisión Europea, consultado por Efeagro, la UE ha tenido que recurrir principalmente a compras en Estados Unidos y Ucrania para dar cobertura a su demanda interna.

En facturación, el gasto en este producto subió un 92,7 %

Así, en Estados Unidos se compró un 40 % más de producto que en los dos primeros meses de 2017 (2.244 toneladas adquiridas) y en Ucrania se adquirió hasta un 621 % más de huevo (pasando de 246 a 1.774 toneladas compradas).

En facturación, el gasto en este producto subió un 92,7 % en esa comparativa temporal (con 8,2 millones de euros gastados), de los que 3,7 millones se invirtieron en Estados Unidos (+17,2 %) y 2 millones, en Ucrania (+653,4 %).

Por su parte, de acuerdo a la información de la Interporfesional INPROVO, la exportación española de huevo disminuyó ligeramente en 2017, ya que el mercado intracomunitario acaparaba la demanda al existir grajas infectadas en los principales países productores, como Bélgica u Holanda, sumando, en total, trece países europeos. Esto hizo que aumentaran las precios en origen por encima de los de

En la actualidad, el principal motivo de la bajada es, precisamente, la recuperación de esas granjas infectadas y, por tanto la disminución de la demanda intracomunitaria que, probablemente, conllevaría a volver a estabilizar los precios a los niveles de antes de la crisis alimentaria, así como a los mismos (o cercanos) porcentajes de exportación a países terceros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here