Un nuevo ataque de lobo deja la madrugada del viernes, día 20, de octubre 11 ovejas muertas y otras tantas heridas en la localidad salmantina de Ahigal de los Aceiteros. El ganadero afectado asegura que al ir la mañana del viernes a la explotación se encontró con “la alambrada destrozada” y pudieron divisar cómo una de las 11 ovejas muertas se encontraba en el acceso del municipio: “Debió matarla casi al lado de las casas”. Se da la circunstancia de que, al igual que se ha denunciado en Galicia, el cánido viniera huyendo de los incendios de Portugal.

De un lote 56 ovejas que se encontraban en la finca a unos 800 metros de Ahigal de los Aceiteros, agentes medioambientales de la Junta de Castilla y León certificaron la mañana del viernes las muertes por lobo. Esta misma mañana del lunes 23 han vuelto a la parcela y han marcado como “heridas de gravedad” a otras cinco.

El mismo ganadero ya ha sufrido cinco ataques de gravedad, casi uno por cada año

“El problema no son las que mata sino las condiciones que deja a las otras”, asegura el ganadero quien añade que “el resto de ovejas se encontraba en un estado alterado, que el carnero –debido a un golpe al huir- se ha podido quedar ciego y ya no ve bien, que otras tantas han abortado o lo harán en los próximos días y que muchas pueden coger neumonía”. Así lo ha lamentado el dueño de la explotación que ha sufrido unos cinco ataques de gravedad de lobo “casi uno cada año”.

ASAJA Salamanca avisa de que los ganaderos de las zonas colindantes con Portugal han avistado mayor número de ejemplares, debido en parte porque estos animales hayan huido de los incendios y recuerda que hace una semana se produjo otro ataque a terneros en el término municipal de Castillejo Martín Viejo a unos 30 km de Ahigal de los Aceiteros.

La organización valora positivamente la visita de la Comisión Europea para comprobar de primera mano el conflicto entre el lobo y las ganaderías en las zonas del sur del Duero y poder tomar las medidas necesarias para que se garantice la compatibilidad. Además, se solicita a la Administración europea que no se olvide que la ganadería extensiva es el medio de vida de muchas familias.

1 Comentario

  1. Cuando acabe de llegar el lobo a otras provincias, igual se empieza a corregir el problema en Zamora. En otros países con protección desde luego las indemnizaciones se pagan sin rechistar. Y nuestros franceses y suizos e italianos pueden disparar al avistamiento de lobo en defensa de su propiedad privada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here