La organización profesional agraria UPA, ha mantenido este lunes 9 una reunión con representantes del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, para pedir a la Administración que “atiendan la urgencia que se vive en las explotaciones ganaderas con restricción de movimientos de sus animales debido a la tuberculosis”. UPA exige un plan específico e integral de apoyo que solucione la situación de cientos de explotaciones afectadas por este problema.

Por parte de UPA, Román Santalla, secretario de Ganadería de la organización, e Ignacio Huertas, secretario general de UPA-UCE Extremadura, han transmitido a sus interlocutores el importante esfuerzo que los ganaderos han hecho a lo largo de los años que se llevan realizando estas campañas, “están exhaustos, desgastados y es necesario apoyarles adecuadamente para concluir con éxito estos Planes Nacionales”, han dicho al respecto. En este sentido, UPA ha pedido medidas de apoyo relacionadas con la alimentación del ganado, mayor flexibilización de movimientos, baremos de indemnización suficientes, ayudas a reposición, compensación del lucro cesante, etc.

La sequía agravará el problema: “Hay pocos sitios donde beber y allí acuden la ganadería extensiva y la fauna silvestre”

Aunque la evolución de las enfermedades objeto de campañas de saneamiento ganadero es satisfactoria en términos generales, aún hay regiones y comarcas concretas con problemas importantes que deben ser objeto de planes específicos y donde la atención a los ganaderos “es una necesidad”.

Desde UPA consideran que las medidas implementadas desde el Ministerio son “insuficientes”. A pesar del esfuerzo realizado mejorando los baremos de indemnización que serán publicados en un Real Decreto próximamente, responsables de UPA indican que “aún no se cubre la pérdida real que sufren los ganaderos y sería necesario adecuarlos en mayor medida e incorporar el lucro cesante”.

Por otro lado, desde UPA creen que la fauna silvestre actúa como un reservorio importante de estas enfermedades, especialmente en lo referido a la tuberculosis bovina. La organización agraria ha denunciado la falta de actuación frente a la fauna silvestre. “Ni siquiera se tiene conocimiento de la situación sanitaria en la fauna silvestre” indican desde UPA y han añadido que “se están aplicando pocas medidas al respecto y además de forma lenta”. UPA ha puesto en valor el enorme esfuerzo que llevan años realizando los ganaderos frente al escaso interés de los cotos de caza al respecto.

“Estamos especialmente preocupados porque además está siendo un año extremadamente seco y hay pocos sitios donde beber y allí acuden la ganadería extensiva y la fauna silvestre”, han dicho. La interacción entre fauna silvestre y ganadería extensiva es una realidad en amplias zonas del territorio, lo que propicia la propagación de la tuberculosis. De igual modo que la cabaña ganadera debe estar sana, desde UPA exigen un control sanitario y poblacional de la fauna silvestre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here