La Conselleria de Agricultura de la Generalitat Valenciana ha informado a las entidades agrarias y cooperativistas de la aparición de un séptimo foco de Xylella fastidiosa en la provincia de Alicante y de las medidas adoptadas como consecuencia de los nuevos positivos, que no modifican el área acotada.

Ha sido en el curso de una reunión con el sector, en el que han participado representantes de AVA, La Unió, ASAJA Alicante, FEPAC, UPA, COAG, Cooperatives Agroalimentàries, AILIMPO, Comité de Gestión de Cítricos y ASFPLANT.

Acompañado por el director general de Agricultura, Roger Llanes, el secretario autonómico de Agricultura y Desarrollo Rural, Francisco Rodríguez Mulero, ha explicado, asimismo, que la Conselleria “trabaja sobre un plan de recuperación de la zona que estará a punto antes del verano”, según un comunicado de la Generalitat.

Dentro de las medidas, se han suprimido 10.620 almendros, así como parte del sotobosque en terreno forestal

Los últimos positivos se encuentran dentro de la actual zona demarcada, son de la misma subespecie múltiplex y se vuelven a corresponder con plantaciones adultas de almendro, señala la nota de prensa. En concreto, se han detectado 32 parcelas con almendros infectados en Alcalalí, Beniardà, Benifato, Benissa, Callosa d’En Sarrià, Confrides, Llíber, Tàrbena, y Xaló.

La declaración se ha efectuado en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana mediante una resolución de la Conselleria.

En torno a las nuevas parcelas infectadas por la bacteria, la Conselleria ha adoptado unas medidas fitosanitarias de erradicación y control, en aplicación de la Ley 43/2002 de Sanidad Vegetal, las medidas fitosanitarias de erradicación y control que establece la Decisión de ejecución (UE) 2015/789 de la Comisión. Asimismo, la Conselleria ha comunicado al Ministerio la nueva situación.

A los representantes de las organizaciones, cooperativas agrarias y viveristas se les ha comunicado que en la zona demarcada se han tomado 7.489 muestras, siendo 209 de almendro positivas, que pertenecen a 178 parcelas de ese cultivo.

La zona de erradicación, que abarca las fincas infectadas más un radio de cien metros alrededor, ocupa 1.178 hectáreas en las que hay 1.803 parcelas con almendros que suman un total de 681 hectáreas y más de 54.700 almendros susceptibles de ser erradicados.

Hasta finales de abril se han suprimido 10.620 almendros, así como parte del sotobosque en terreno forestal, dice el comunicado.

En la búsqueda de los vectores de la bacteria, se ha utilizado la técnica de mangueo, mediante la que se han capturado 2.165 insectos, de los que se han analizado 1.107. En 23 de ellos se ha detectado la presencia de la bacteria.

También se ha procedido a retirar las trampas cromotrópicas amarillas que se situaron en los alrededores de las parcelas positivas, dado que los mangueos están siendo más efectivos para la captura de insectos, indica la nota de prensa.

A fecha de final de abril, hay un total de 554 recursos de alzada presentados y siete procedimientos contencioso-administrativos

Se mantienen las trampas en la red de trampeo establecida que cuenta con más de 1.100 puntos de instalación de trampas.

A fecha de final de abril, hay un total de 554 recursos de alzada presentados y siete procedimientos contencioso-administrativos contra los trabajos de erradicación, ya que el Ayuntamiento de Guadalest ha interpuesto un nuevo recurso contra la sexta declaración de positivos y diversos afectados han formulado nuevo recurso contra la resolución de la tercera.

En la zona demarcada actual existen 31 proveedores de material vegetal, que tienen restringido el movimiento de vegetales especificados a la zona demarcada.

La Conselleria ha convocado las ayudas indemnizatorias a los propietarios de las parcelas agrícolas y proveedores de material vegetal afectados por la Xylella fastidiosa, de las que recientemente ha ampliado el plazo, que regirá desde el día siguiente a la destrucción del material vegetal afectado hasta el 15 de noviembre de 2018.

Recientemente, la Conselleria ha elaborado y distribuido unas recomendaciones para el manejo de los vectores, y está trabajando, junto al Comité de expertos, en la elaboración de un documento que plantee cultivos alternativos al almendro y en un protocolo de bioseguridad para los viveros.

Además se está trabajando con el Gobierno central en un borrador de Real Decreto sobre condiciones de los operadores profesionales para proteger el material de plantación frente a insectos vectores de plagas cuarentenarias, no solo de Xylella sino también de otras graves enfermedades, como el HLB de los cítricos y la Flavescencia dorada de la vid.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here