Desde hace varios meses, una parte del sector del cerdo ibérico ha venido presionando al nuevo Gobierno para poner sobre la mesa el debate para conseguir cambios en la Norma de Calidad del Ibérico. Liderados por la Asociación Interprofesional del Cerdo Ibérico (ASICI), una parte del sector se ha llegado incluso a movilizarse para presionar al ministro, que hasta el momento se había limitado a esquivar un posicionamiento. Hasta ahora, donde, por primera vez, ha sido mucho muy claro al respecto al señalar que no es partidario de hacer modificaciones y mandar un mensaje muy contundente a quienes abogan por flexibilizar la norma: “España no es un país low cost”.

En un acto del Foro Joly en Sevilla con el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas tuvo hacer frente a varias preguntas sobre la posibilidad de cambios en la Norma de Calidad del Ibérico, una de las cuestiones por las que se interesó el auditorio andaluz, una de las comunidades autónomas donde las posturas está más enfrentadas a favor y en contra de estas modificaciones.

Y aunque el ministro no se cerró al debate con el sector, tampoco se mostró muy partidario de hacer modificaciones. “Todos estamos contentos con la Norma, con el etiquetado hemos conseguido que no haya fraude para el consumidor y el sector ha ido hacia arriba exponencialmente; España no es un país de low cost”, esgrimió.

Un posicionamiento y un mensaje claro a quienes quieren forzar unos cambios que, como se ha venido viendo en los últimos meses no cuenta con el respaldo de todo el sector, cada vez más dividido y enfrentado por sus respectivos intereses, destacando el papel de los productores e industriales más importantes del cerdo ibérico extensivo de Córdoba en contra de la propuesta de la Interprofesioal del sector (Asici) para exigir cambiar la Norma de Calidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here