Las cotizaciones en origen del aceite de oliva se han mantenido más o menos estables, ya que hay algunas diferencias en los cálculos, lo que no es un mal resultado después de la caída de las ventas que se han conocido y que acumulan hasta un 25,9%. Así, según fuentes de Oleoestepa, se ha notado una mejoría en el lampante, donde los precios subieron cotizando entre 2.400 y 2.450 euros/tonelada, mientras que el virgen repitió a 2.550 euros/tonelada y el extra a 2.900 euros.

Sin embargo, el sistema Poolred de la Fundación del Olivar registró bajadas en las mismas calidades, es decir en extra y en virgen, mientras que el aceite lampante subió ligeramente, quedando a 2.386 euros por tonelada.

Por su parte, en el análisis de la evolución de las cotizaciones de los aceites vegetales del último Informe semanal de Coyuntura del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación para la semana 25, que va del 18 al 24 de junio, se registraron subidas en los precios medios de los aceites de oliva de más calidad.

Aceite virgen extra y lampante 1,47% y aceite virgen 0,92%. Las bajadas se han producido en aceite de orujo crudo (-1,92%) y aceite de oliva refinado (-0,16%). El aceite de girasol refinado desciende un -0,44%.

Se ha tratado de una semana de una cierta transición, sin grandes cambios en cualquier caso y manteniendo la tónica de esa cierta estabilidad de las últimas semanas tras un periodo de caídas más que preocupantes y, según el sector, injustificadas, y de posteriores subidas.

Y eso que los datos del sector no son todo lo positivos que gustaría. Esta semana se ha sabido que las ventas de aceite de oliva virgen acumulan una caída del 25,9% durante los cinco primeros meses del presente año, hasta los 10,1 millones de litros, en contraste con la tendencia estable que muestra el mercado de aceite en general. La buena noticia es que el virgen extra rompe esta tendencia en la caída de las ventas con un incremento del 1,7% en sus ventas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here