El sector del azúcar en España vive días revueltos, agitado por una cotización históricamente baja en el mercado, el recorte de los precios a pagar a los agricultores anunciada por un “gigante” como Azucarera y por la entrada en el negocio de un grupo árabe con un proyecto millonario bajo el brazo.

Tanto los productores de remolacha como la industria intentan adaptarse al nuevo escenario creado tras la desaparición de las cuotas en la Unión Europea (UE) -que asignaban un límite de producción por país-, medida que se produjo en octubre de 2017.

Desde entonces, el precio del azúcar en los mercados europeos se ha desplomado un 30%, hasta cotizar en el entorno de los 350 euros por tonelada.

Azucarera: en un momento de precios bajos como el actual el beneficio de los remolacheros pasaría de 1.600 a mil euros por tonelada

Precisamente la bajada récord en la cotización de esta materia prima es el argumento esgrimido por Azucarera -empresa responsable de más del 70% de la producción de azúcar de España- para proponer un polémico cambio en el modelo de pago a los agricultores del sector del azúcar.

La compañía plantea una reducción de seis euros del precio a pagar por tonelada de remolacha, bajando de 32 a 25,6 euros, a los que sumaría complementos vinculados a su cotización; en la práctica, esto implicaría menores ingresos que los actuales para el agricultor en los ciclos bajistas y los aumentaría en los alcistas. Según sus propios cálculos, en un momento de precios bajos como el actual el beneficio de los remolacheros pasaría de 1.600 a mil euros por tonelada.

“Estamos ante una situación insostenible”, defendió en un acto en Madrid celebrado el martes el consejero delegado de Azucarera, Juan Luis Rivero, quien informó de que la compañía acumula más de 80 millones de euros de pérdidas en las dos últimas campañas.

La propuesta suscitó el frontal rechazo de las organizaciones agrarias y del gobierno regional de Castilla y León, que recordó que el cultivo de remolacha recibe ayudas públicas.

Fuentes del sector han confirmado a Efeagro que el anuncio implicará previsiblemente una reducción del número de hectáreas dedicadas al cultivo (desde Asaja pronostican ya una caída del 25%).

Por el contrario, la segunda principal compañía del sector español, la cooperativa Acor, confirmó que mantendrá el precio pactado con los remolacheros en 42 euros/t incluso más allá de 2020.

A este ambiente convulso en el sector del azúcar se suma el protocolo suscrito esta misma semana entre la Junta de Extremadura y el grupo árabe Al-Khaleej Sugar para abrir una planta productora de azúcar en Mérida.

En siete años el cultivo de la remolachaen España ya ha caído un 20% y esta cifra podría aumentarse

Con una inversión de 436 millones de euros, de salir adelante el proyecto alteraría el “statu quo” de esta industria en España, ya que la fábrica tendría la capacidad de procesar 1,3 millones de toneladas de remolacha al año, más de una tercera parte de lo que el país produce actualmente.

En España al cultivo de la remolacha se dedican actualmente cerca de 36.000 hectáreas (28.000 en la zona norte del país y 8.000 en el sur), un 20% menos que en 2011 y apenas un 0,2 % de los 1,75 millones de hectáreas sembradas en toda Europa, con Francia y Alemania a la cabeza.

Con un rendimiento que ronda de media en los últimos años las 90-95 toneladas por hectárea, se calcula que la producción total oscila entre los 3,2 y los 3,5 millones de toneladas anuales; a ello se dedican cerca de 5.000 agricultores, distribuidos sobre todo por Castilla y León, Andalucía, La Rioja y País Vasco.

Con esta materia prima, la industria produce más de medio millón de toneladas de azúcar al año, lejos todavía de los 1,3 millones de toneladas que se calcula que demanda el país.

El sector del azúcar está concentrado en las manos de dos grandes grupos: Azucarera -propiedad de la empresa británica ABF, dueña a su vez de la cadena de ropa Primark y con una producción media que ronda las 400.000 toneladas de azúcar- y la cooperativa Acor, con unas 150.000 toneladas.

(Texto: Óscar Tomasi / Efeagro)

2 Comentarios

  1. ya se veía venir, que esperábamos
    lo siguiente hacerse la victima la empresa e intentar otra nueva subvención.
    Ya vale hombre, ni un duro más, que siempre están igual.
    ya vale de tanta tomadura de pelo a los agricultores.
    cuando un negocio tiene perdidas¿¡¿¿ se cierra y listo……

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here