Los ministros de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, y de Agricultura, Florestas e Desenvolvimento Rural de Portugal, Luis Capoulas, han mantenido una reunión bilateral, en Lisboa, para reforzar sus alianzas de cara a la negociación de la reforma de la PAC que inicia ahora su fase final.

En este ámbito, ambos ministros han coincidido en la necesidad de mantener el presupuesto de la Política Agrícola Común para el periodo 2021 – 2027, y han analizado los puntos en común con otros Estados Miembros sobre esta materia.

También han abordado diversos aspectos sobre agricultura y alimentación, orientados al comienzo de la fase de negociación de la PAC durante el otoño.

Durante el encuentro, según ha informado el propio Mapama, se han repasado igualmente las relaciones que mantienen ambos países en materia sanitaria y fitosanitaria, así como en los aspectos medioambientales.

Planas reconoce que la preocupa los efectos del Brexit en la PAC

Por su parte, el ministro, en declaraciones a Onda Cero, aseguró que el Gobierno pretende que la nueva Política Agraria Común (PAC) de la UE proporcione “suficiente financiación” al sector, “pero va a ser complicado por la salida del Reino Unido, que nos deja un agujero importante”.

Planas afirmó que en la discusión de la PAC 2021-2027, la primera etapa es la más complicada, que es “determinar cuánto dinero habrá para la PAC a nivel comunitario y cuánto le corresponderá a España”.

“Pretendemos mantener al menos el nivel y la intensidad de la ayuda a nuestros agricultores y ganaderos”, afirmó el ministro. “Hay nuevos retos y nuevas obligaciones que requieren una dotación suficiente”.

Sobre los precios en el mercado, el titular de Agricultura asegura que es muy difícil hacer acciones intervencionistas en un libre mercado, y “se pueden corregir excesos en el incremento de precios en la cadena de valor, aunque es difícil”.

“No puede ser que los precios se establezcan de arriba hacia abajo”, añadió Planas, para quien hay que “poner freno a la venta por debajo de precio por parte de algunos distribuidores, pero no hay soluciones mágicas”.

En relación con la peste porcina, manifestó que hay que aplicar medidas de control para que no llegue a España ningún animal contaminado. “Tenemos que convertir España en un fortín”, subrayó.

Sobre los aranceles de Estados Unidos a la aceituna de mesa, indicó que son “injustificados” y la pérdida de una parte de la exportación española necesita de apoyo económico comunitario para buscar nuevos mercados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here