El comisario de Agricultura y Desarrollo Rural, Phil Hogan, ha tildado de irresponsable la decisión del Gobierno de Estados Unidos de imponer un arancel a la aceituna de mesa española y en una entrevista concedida a Efe ha señalado que está trabajando con las autoridades españolas para lograr un “resultado positivo” del conflicto.

 

El comisario irlandés aseguró que trabaja “muy de cerca” con la ministra española de Agricultura, Isabel García Tejerina, “para tratar de encontrar un resultado positivo en relación con esta acción irresponsable de Estados Unidos”.

“Tenemos una postura firme con Estados Unidos en relación a las acciones que están tomando respecto a los productores de aceituna españoles, seguiremos trabajando con la ministra para obtener un resultado positivo”, reiteró el comisario.

Estados Unidos representa el 22% del total del producto exportado

La medida impuesta por Washington, resultado de la investigación que abrió el departamento de Comercio estadounidense en julio, ha desatado preocupación en España y en Bruselas, por el impacto que ésta pueda tener no solo para la aceituna sino para otros productos europeos y para todo el sistema de la de la Política Agrícola Común (PAC).

La denuncia, presentada por dos empresas californianas contra las empresas andaluzas que comercializan aceituna negra de mesa en el país, reclamaba derechos antidumping a las importaciones de aceitunas negras de España, cuyas ventas a Estados Unidos representan un 22 % del total del producto exportado, exportando el 65% de la producción total.

El 21 de noviembre, Washington impuso un arancel preliminar de entre el 2,31 % y el 7,24 %, una decisión sin fundamento, según la UE, ya que las ayudas que reciben los aceituneros son pagos directos de la PAC, no vinculados a la producción, que forman parte de la llamada “caja verde” en la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Según su propia definición de la OMC, esto “significa que no tienen impacto en el comercio internacional”.

la sequía que ha puesto en jaque la campaña actual y anticipa riesgos para el próximo ejercicio

Hogan ha afirmado que la Comisión Europea (CE) no prevé “problemas concretos en el futuro por este precedente”, pero ha admitido el carácter “impredecible” de las decisiones de la Administración estadounidense, presidida por Donald Trump.

“Al tratar con Estados Unidos, se trate de aceitunas o de cualquier producto, estamos en un entorno político impredecible en relación a las medidas comerciales y posibles sanciones”, afirmó, en referencia a la política proteccionista de Trump, que ha iniciado en poco más de un año 77 investigaciones por competencia desleal, entre ellas la de las aceitunas.

“Este es un ejemplo de que los países necesitan más flexibilidad para actuar…”

Por otro lado, el sector de la aceituna ha sido uno de los afectados por la sequía, que ha puesto en jaque la campaña actual y anticipa riesgos para el próximo ejercicio 2018-2019, unos desajustes que la Comisión Europea (CE) espera paliar con la nueva reforma de la PAC, para la que ha presentado esta semana sus primeras directrices.

“Este es un ejemplo de que los países necesitan más flexibilidad para actuar en las áreas que necesiten una respuesta más rápida, una necesidad que no está cubierta por la PAC actual. No hay muchos productores de aceitunas en el norte de Europa, sí en el sur, y hay distintas necesidades que requieren una ayuda adicional”, afirmó el comisario.

En relación a la futura PAC, Hogan concluye que desde la CE esperan una PAC “fuerte” pero también “más simple y más flexible”, más centrada en retos concretos para asegurar un nivel de vida justo para los agricultores, preservando el medio ambiente y luchando contra el cambio climático y logrando “un reparto más justo de las ayudas”.

Para ello, la CE promoverá un límite máximo de ayudas por explotación que los países puedan aplicar de manera obligatoria. Otros de sus propósitos para el nuevo año son “hacer más por los jóvenes agricultores” y que la UE siga siendo “un destino de alimentos y bebidas de primera calidad”.

En este sentido, el comisario destaca que la UE cierra el año con avances en mercados como Japón, Vietnam, Singapur y espera hacerlo con México y los cuatro países del Mercosur (Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay), bloque con el que Bruselas espera cerrar este mes un acuerdo comercial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here