El secretario autonómico de Agricultura y Desarrollo Rural, Francisco Rodríguez, ha informado de que la Generalitat Valenciana ya tiene presupuestados, pero sin fecha concreta de pago, dos millones de euros para hacer frente a las previsibles indemnizaciones para los afectados por la Xylella fastidiosa, aunque sus cálculos prevén que solo se debe pagar medio millón a los agricultores.

Rodríguez ha hecho este anuncio en un encuentro informativo celebrado en Alicante este viernes 3, donde ha estado acompañado por el director general de Agricultura, Ganadería y Pesca, Rogelio Llanes.

La Consellería insiste en que “el problema está confinado en la provincia de Alicante y está controlado”

Aunque la orden autonómica de pago aún no se ha firmado, Rodríguez ha apuntado que los afectados “ya saben cuánto van a cobrar” según un informe que la Generalitat solicitó a la Universidad Politécnica de València para el análisis y la baremación de las indemnizaciones.

Según ha dicho, se prevé que puedan recuperarse parte de las cantidades que sean necesarias a través de fondos europeos y estatales, si bien ha manifestado que, de mantenerse la situación como hasta ahora, “es probable que no hagan falta más de 500.000 euros”.

Rodríguez ha querido mandar un mensaje sobre la importancia de aplicar el reglamento europeo para evitar la propagación de esta enfermedad por todo el territorio de la Península Ibérica y ha recordado que en Italia destruyó más de 250.000 hectáreas de olivo.
“El problema está confinado en la provincia de Alicante y está controlado”, ha apostillado.

Las indemnizaciones se derivan de la aplicación del protocolo de lucha frente a esta enfermedad de la Unión Europea (UE), el cual obliga a tratar con fitosanitarios a los vectores transmisores (insectos) y a las plantas que puedan hospedarlos, así como a arrancar y quemar los árboles afectados y los que estén a 100 metros de los mismos.

El pasado 20 de octubre, la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural publicó una cuarta detección de un brote de la Xylella Fastidiosa de la subespecie ‘multiplex’. Hasta el momento, éste solo ha afectado a almendros de la provincia de Alicante (municipios de las comarcas de La Marina Alta y La Marina Baja).

Mensaje claro de la Gneralitat: “No cabe la contención, cabe la erradicación”

En concreto, hay una superficie total afectada de 50,37 hectáreas, lo que suponen 58 parcelas de almendros y una zona demarcada (10 kilómetros alrededor de la zona infestada y donde se inmoviliza el material vegetal) de 139.789 hectáreas.

Desde que se declarara el primer brote el 29 de junio de este año, en la Comunitat Valenciana se han tomado 3.185 muestras (1719 en Alicante), con 2.868 resultados negativos y sólo 106 positivos (61 más tras este último brote), procedentes de 86 parcelas de cultivo de almendro (58 más tras este último brote).

Diversos colectivos agrícolas habían mostrado su preocupación por esta plaga y por tener que ver cómo se destruyen sus almendros, con la prohibición de volver a plantar en cinco años alguna especie que pueda verse afectada por la Xylella, que puede infectar a más de 300 distintas.

Sin embargo, los trece recursos de alzada presentados ante la Generalitat de los afectados han sido desestimados y a los cuatro contenciosos-administrativos abiertos (tres por ayuntamientos y uno por un particular) se les han negado las medidas cautelares, según ha informado Rodríguez. “No cabe la contención, cabe la erradicación”, ha subrayado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here