Tras varias semanas marcadas por la tendencia alcista provocada por la caída de la producción europea y arrastrada por la subida en los mercados internacionales, los precios medios de los cereales bajaron moderadamente en los mercados mayoristas durante la semana 35 del año (27-31 agosto) respecto a la anterior, cuando subieron todas las cotizaciones excepto la del trigo blando, según recoge la Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España (Accoe).

Este descenso ha sorprendido al sector que confiaba en que la tendencia alcista iba a prolongarse durante más tiempo dadas las circunstancias actuales de la producción de  cereales en toda Europa, con una buena cosecha en España (aunque con valoraciones distintas sobre cuánto de buena) y una caída en gran parte de los países europeos.

Curiosamente, se da la circunstancia de que este descenso se produce justo cuando se ha hacho público que el valor de la importación de cereales aumentó un 50%, hasta los 1.589 millones de euros, durante el primer semestre de este año respecto al de 2017, según los últimos datos de comercio exterior publicados por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. Se trata de la mayor subida porcentual entre las entradas agroalimentarias anotadas por el Departamento de Aduanas de la Agencia Tributaria.

Según los datos de Accoe, las cotizaciones medias nacionales de los cereales fueron las siguientes: trigo blando, 195,70 euros/tonelada (-0,54 %); cebada, 183,15 euros/tonelada (-0,46 %); cebada de malta, 199,80 euros/tonelada (-0,10 %); trigo duro, 201,17 euros/tonelada (-0,16 %) y maíz, 191,79 euros/tonelada (-0,38 %).

En comparación con los datos de principios de año (enero), los precios del trigo blando han subido un +1,72 %; los del maíz un +2,41 %, los de la cebada un +2,20 %, los del trigo duro, un +3,43 % y la cebada de malta (+2,88 %).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here