Los precios medios de los cereales siguen bajando y ni siquiera los datos que llegan de otros países, como el descenso de la producción de trigo duro en Canadá (que afectará al 25 de la producción mundial) parece que afecten a los mercados, que continúan anclados en los descensos de las cotizaciones.

Todo indica que los buenos momentos vividos hace unas semanas, con fuertes subidas, se ha frenado para no volver, lo que está provocando preocupación en el sector, que ve cómo sus esperados beneficios se diluyen de forma demsiada rápida al quedar los precios anclados en los mercados mayoristas.

Un problema que se suma a la denuncia de que el precio desorbitado que se está cobrando a los agricultores de la región por los fertilizantes a punto de comenzar masivamente el abono de sementera habitual en esta época del año, hasta el punto de calcular que los primeros 800 kilos de producción de trigo por cada hectárea de superficie irá a manos de la industria. de hecho, se está pidiendo a día de hoy un precio que oscila entre los 305 y 390 euros/tonelada, con previsiones de nuevas subidas en las próximas semanas, muy por encima de los 270 euros de la campaña pasada por estas fechas.

Con este panorama, los precios en origen de los cereales bajaron en los mercados mayoristas durante la semana 37 del año (del 10 al 14 de septiembre), especialmente los de la cebada de malta y trigo duro, según la Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España (Accoe).

Las cotizaciones medias nacionales de los cereales fueron las siguientes: trigo blando, 195,40 euros/tonelada (-0,15 %); cebada, 182,70 euros/tonelada (-0,25 %); cebada de malta, 195,67 euros/tonelada (-2,07 %); trigo duro, 193,40 euros/tonelada (-3,86 %) y maíz, 189,85 euros/tonelada (-1,01 %).

En comparación con los datos de enero, los precios del trigo blando han subido un 3,89 % y los del maíz un 5,58 %, mientras que los de la cebada han caído un 0,48 % y los del trigo duro un 10,74.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here