Aunque todas las previsiones siguen apuntando a un descenso de la producción de cereales en Europa, los vientos favorables que dispararon los precios en agosto parece que se han secado a la misma velocidad con la que ha llegado la lluvia y el granizo. Y si hace una semana se daba la voz de alarma por el comienzo de una tónica descenso en las cotizaciones, en esta que acaba de finalizar esa tónica se ha generalizado, cayendo los precios del trigo blando y en mayor cuantía la cebada de malta, mientras que el resto solo repite. Los mercados mayoristas parece que insistenen tirar hacia abajo el valor de los cereales.

Con este panorama se entiende la postura de algunas organizaciones, como La Alianza UPA-COAG, que ha pedido prudencia a los productores de Castilla y León para que no se precipiten a la hora de vender el cereal debido a la intención de los almacenistas de tirar a la baja los precios, tras una cosecha marcada por condiciones climatológicas “extremas” que han calificado como “aceptable”.

Con este escenario, según la Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España (Accoe), los precios medios de los cereales bajaron moderadamente en los mercados mayoristas durante la semana 36 del año (del 3 al 7 de septiembre), especialmente los de la cebada malta.

Las cotizaciones medias nacionales de los cereales se fueron hacia abajo: trigo blando, 195,53 euros/tonelada (-0,09 %); cebada, 183,15 euros/tonelada, sin cambios; cebada de malta, 196,33 euros/tonelada (-1,74 %); trigo duro, 201,17 euros/tonelada (sin cambios) y maíz, 191,30 euros/tonelada (-0,25 %).

En comparación con los datos de enero, los precios del trigo blando han subido un +3,96 %; los del maíz un +6,39 %, los de la cebada un -0,23 % y los del trigo duro, un -7,16.

Igualmente, cabe destacar que las organizaciones y cooperativas agrarias europeas (COPA-COGECA) han sido las últimas en revisar a la baja su previsión de producción comunitaria de cereales debido a la sequía que afecta a los países del norte y el este de Europa.

La producción comunitaria de cereales se situará en la presente campaña en 274 millones de toneladas, según la última estimación de las organizaciones agrarias europeas. La cosecha 2018/19 se aleja cada vez más de los 311 millones de toneladas obtenidos en la anterior, de acuerdo con las cifras de los representantes de los productores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here