La sequía está causando estragos a todos los sectores de la agricultura y la ganadería, algunos más que a otros, pero todos han sufrido pérdidas millonarias, como el caso del sector apícola, donde se han estimado de 60 M€.

En este sentido, Unión de Uniones, tras una revisión del informe discutido el pasado 22 de noviembre en el la Comisión de Agricultura, ha presentado una serie de propuestas que considera útiles para vitalizar este sector que se encuentra atravesando una muy mala situación.

De entre sus propuestas, se encuentra el aumento del presupuesto para los programas apícolas. Según la organización, dado el aumento poblacional desde 2004, los presupuestos para el programa nacional de apicultura deberían contemplar un aumento proporcional, esto es un 47,8%, igual al incremento de las abejas.

Unión de Uniones cree imprescindible concentrar esfuerzos en combatir las especies invasoras

En la misma línea, la organización pide que se incluya una ayuda directa vía PAC, posterior a 2020, basado, igualmente, en el número de colmenas y, por el lado del trabajo de los apicultores, solicita que se flexibilicen a nivel de los Estados miembros las normas de tráfico aplicables, eximiendo la obligación de un tacógrafo en trayectos superiores a 100 km.

Por otro lado, y teniendo en consideración los últimos acontecimientos sucedidos en Galicia, Unión de Uniones cree imprescindible concentrar esfuerzos en combatir las especies invasoras, como la vespa velutina y propone que, desde la Unión Europea, se implique a todas las empresas farmacéuticas para que desarrollen medicamentos y tratamientos.

Por su parte, Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) también ha hecho su valoración de pérdidas y ha coincidido en la gravedad de la situación en la que se encuentra el sector apícola.

Los apicultores de UPA han analizado el desarrollo del Plan Nacional Apícola 2017/2019 y la aplicación en las diferentes comunidades autónomas del recientemente publicado decreto nacional de aplicación de las ayudas que establece este plan, entre las que destacan las relativas a la lucha contra enfermedades y otras agresiones como las del abejaruco o la avispa asiática, así como las destinadas a apoyar a la apicultura trashumante.

Así, muestran también su preocupación por los problemas de sanidad de las abejas, como la varroa o por la problemática de los neonicotinoides. UPA también ha pedido que se dé más importancia a la apicultura en la nueva PAC, así como que se refuercen los controles de mieles importadas. Preocupa también conseguir una regulación nacional para la trashumancia apícola, para que cuente con apoyos especiales, por el beneficio que supone para toda la sociedad y para el medio ambiente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here