La Comisión Europea con el objetivo de ayudar al sector a diversificarse hacia otros mercados internacionales alternativos al de Estados Unidos, ha destinado 2,5 millones de euros a la promoción de aceituna de mesa fuera de la UE, dentro del paquete financiero de 191 millones de euros con el que pretende promocionar los productos agroalimentarios europeos durante los próximos años. Sin embargo, esta iniciativa, lejos de ser un apoyo, se convierte en una limitación que perjudica gravemente al sector que acabará perdiendo ayudas , según Cooperativas Agro-alimentarias de España.

El problema radica en que este dinero  cuenta con un importante condicionante: el sector español no podrá solicitar una financiación adicional a través del resto de líneas de ayuda contempladas en el marco de los programas de promoción europeos, “por lo que, en definitiva, la cuantía máxima a la que puede optar es muy inferior a la de años precedentes, careciendo de toda lógica que se acabe perdiendo ayudas”.

Desde Cooperativas Agro-alimentarias de España han mostrado “su sorpresa por una decisión que lejos de lo que parecía ser un apoyo, supone un varapalo más a un sector al borde del abismo al acabar perdiendo ayudas. Es necesario que la aceituna de mesa esté presente, de forma prioritaria, en la agenda europea, para abrir nuevos mercados exteriores y mejorar las condiciones de mercado de los países a los que ya exportamos en el marco de las numerosas negociaciones comerciales que la Unión europea está llevando a cabo actualmente”.

Ven que la defensa de la Comisión Europea ante la OCM por los aranceles de EEUU resulta insuficiente

También piden a las administraciones autonómicas y nacional que exploren todas las posibilidades que conceden las políticas europeas para apoyar al sector de forma decidida como ayudas de Estado, ayudas de minimis, modificación del plan de desarrollo rural para apoyar específicamente a este sector, etc.

La Comisión Europea ha anunciado recientemente el inicio de los trámites de denuncia a EE.UU ante la Organización Mundial del Comercio (OMC), tras la imposición de aranceles por parte de la administración Trump a la aceituna negra originaria de España. El sector ha acogido con satisfacción la noticia dado que considera la decisión del gobierno americano una violación de las normas de comercio internacional, porque pone en duda la percepción de unas ayudas comunitarias amparadas bajo la OMC.

Sin embargo, la defensa de la Comisión Europea resulta insuficiente, habida cuenta de que pueden pasar años para tener una decisión final en la OMC, y ya se están produciendo daños en el tejido productivo e industrial de aceituna de mesa en España con repercusiones en el empleo de las zonas rurales.

EE.UU es el principal destino de nuestras exportaciones de aceituna de mesa, mercado que absorbía hasta el momento un volumen de unas 100.000 toneladas anuales de las que aproximadamente 30.000 toneladas son de aceituna negra, lo que traducido en valor representa más de 70 millones de euros. Estas exportaciones han sufrido un frenazo en seco desde la entrada en vigor de dichos aranceles, poniendo en serio riesgo la viabilidad del sector.

Cabe señalar, que el propio gobierno de EE.UU, ante un caso similar en el que China estableció aranceles a las importaciones de soja provenientes del país norteamericano, aprobó una partida de más de 7.000 millones de dólares para la defensa de su sector productor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here