Tras varios meses de duras acusaciones sobre el presunto fraude generalizado en el jamón ibérico y su sector productor, finalmente será la Comisión Europea la que investigue y esclarezca qué hay detrás de todo esto, tras admitir oficialmente una denuncia contra el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente por haber elaborado una Norma de Calidad del cerdo ibérico que supuestamente fomenta el engaño al consumidor “en la carne, la paleta, la caña de lomo y el jamón ibérico, al vulnerar toda la legislación de la Unión Europea sobre normas zootécnicas aplicables a los ejemplares híbridos de la especie porcina. De igual modo infringe todas las leyes generales sobre etiquetado de los productos alimenticios”, según se señala en la propia denuncia, firmada por el analista independiente del sector Constantino Martínez.

La denuncia, a la que ha tenido acceso agroinformacion.com, expone que la política articulada por el Ministerio vulnera la dominante legislación Comunitaria y se produce “ininterrumpidamente ya desde el año 2001, momento en el que el ex ministro de la cartera de Agricultura, D. Miguel Arias Cañete, -actual Comisario Europeo de Acción por el Clima y Energía-, aprobó la primera Norma de Calidad para el sector del cerdo ibérico (R.D. 1083/2001) y con ello permitió oficialmente la denominación de cerdo de raza ibérica, -y por tanto también a sus producciones derivadas-, a todas las progenies nacidas de un programado, planificado y seleccionado cruce reproductivo entre machos sementales de la raza norteamericana duroc y hembras de la autóctona raza española denominadas y filiadas reglamentariamente como raza ibérica. O del posterior retrocruzamiento entre machos híbridos (duroc x ibérico) y hembras de la raza ibérica”.

En este sentido, el denunciante explica que se trata de dos razas de la especie porcina (ibérica y duroc) “que poseen caracteres genéticos totalmente distintos y por tanto su descendencia jamás podrá ser catalogada y normalizada como de raza ibérica”.

Denuncian “conocimiento de su ilicitud” por parte del Ministerio y que una parte del dinero que se percibe de Bruselas se destina a sustentar estas irregularidades

Incluso en la denuncia se va más allá y se especifica que “esta circunstancia ha sido llevada a cabo por los rectores del Ministerio de Agricultura Español con pleno conocimiento de su ilicitud por cuanto en la última regulación (R.D. 4/2014) el proyecto/borrador informado a Bruselas manifestaba el cumplimiento de toda la normativa comunitaria y nacional sobre porcinos híbridos, pero tras el positivo veredicto emitido desde la Comisión Europea, el Sr. Arias Cañete (aparentando su cumplimiento) excluyó deliberadamente en el texto oficial de la Norma de Calidad del Ibérico (R.D. 4/2014) todos los requisitos que el Ordenamiento Jurídico de la Unión Europea y las transposiciones nacionales dictaminan para este tipo de mestizajes porcinos”, a la vez que recuerda, para reforzar la veracidad de esta acusación, que “existen multitud de artículos de prensa y actuaciones parlamentarias del Diputado de Ciudadanos, Toni Canto, que denuncian estas antijurídicas prácticas”.

De igual forma, y a petición de la propia Comisión Europea en su formulario de denuncia, se hace mención expresa de los beneficios económicos que esta práctica puede generar para determinados operadores  del sector habida cuenta que desde Bruselas anualmente se remiten grandes partidas de dinero que Agricultura destina a los fondos de desarrollo rural. Así, el denunciante señala que el Ministerio de Isabel García Tejerina, “recibe grandes sumas de dinero para determinadas categorías de ayudas en los sectores agrícola y forestal en zonas rurales, en aplicación de los artículos 107 y 108 del tratado de funcionamiento de la Unión Europea. Y de las cantidades recibidas, el Ministerio de Agricultura ha destinado grandes sumas a subvencionar a entidades colaboradoras de la administración”.

Tal es el caso de la Asociación Española de Criadores de Cerdo Ibérico (AECERIBER) corporación que gestiona en régimen de monopolio (por expresa concesión del Ministerio de Agricultura) el Libro Genealógico de la Raza porcina Ibérica (vulnerando la normativa Comunitaria sobre las condiciones de inscripción de ejemplares reproductores en el mismo) “y que durante la última década ha recibido subvenciones de varias administraciones públicas Españolas (Ministerio de Agricultura, Junta de Andalucía y Junta de Extremadura) por un montante cercano a los 6 millones de euros del fondo de desarrollo rural (cofinanciado por la Unión Europea) incumpliendo las condiciones de compatibilidad que para su concesión determina el Reglamento Comunitario 702/2014 de la Comisión Europea, utilizado y manejado por el propio Ministerio de Agricultura para administrar y supeditar su concesión”.

Por último, en el escrito a la CE se destaca, como es preceptivo en toda denuncia, los pasos que se han ido dando antes de recurrir a la propia Comisión Europea, resaltando que se han hecho múltiples gestiones ante el propio Ministerio de Agricultura Español, “con resolución negativa”, o la labor de varios Partidos Políticos con representación Parlamentaria en el Congreso de los Diputados Español, que están llevando a cabo medidas contra esta flagrante vulneración del Derecho de la Unión Europea en materia de hibridaciones porcinas (planificados y programados cruces reproductivos) entre verracos sementales en todo o en parte de la raza duroc y hembras de la autóctona raza ibérica, destacando las preguntas parlamentarias presentadas por el Diputado de Ciudadanos, Antonio Cantó García Del Moral,  o la petición de comparecencia de la Excma. Sra. Ministra de Agricultura (solicitada por el mismo Parlamentario) en la comisión de Agricultura del Congreso de los Diputados para que explique todo lo relacionado con este monumental fraude y escándalo del falso cerdo ibérico o los numerosos artículos a nivel nacional o incluso en la prensa alemana en los que se denuncia el fraude en el jamón ibérico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here