La Comisión Europea (CE) ha aceptado la petición del Gobierno de ampliar el cupo de retirada de fruta de hueso en España en 19.550 toneladas más debido a la crisis que atraviesa el sector, la mitad de lo que reclama el sector que mantiene las protestas previstas para este viernes en Lleida.

Así lo ha informado en un comunicado el Ministerio de Agricultura y Alimentación, Pesca y Medio Ambiente (Mapama), que ha informado de que esta ampliación del cupo de retirada de fruta ha sido presentada este jueves 24 en una reunión técnica celebrada en Bruselas y que será aprobada formalmente “en los próximos días”.

De acuerdo con los cálculos del departamento liderado por Isabel García Tejerina, estas 19.550 toneladas de melocotón y nectarina se suman a los cupos ya existentes y a las cantidades ya retiradas, hasta superar los 40.000 toneladas.

Los melocotones y nectarinas se dirigirán a la producción de zumo para su entrega a los bancos de alimentos

El objetivo de esta iniciativa es retirar del mercado excedente de producción -debido sobre todo al veto ruso- con el propósito de reflotar los precios.

La ampliación del cupo supondrá sacar del mercado 19.550 toneladas de melocotón y nectarina que se dirigirán a la producción de zumo para su entrega a los bancos de alimentos.

De las otras 21.000 toneladas ya retiradas durante esta campaña, 18.000 se destinaron a su transformación en zumo y las restantes 3.000 a su entrega en fresco, y en ambos casos fueron distribuidas igualmente a través de bancos de alimentos, de acuerdo con estas mismas fuentes.

Desde el Ministerio han revelado que convocarán el próximo lunes 28 de agosto a los representantes del sector para informarles “del procedimiento de aplicación” de esta propuesta de la CE, que se ejecutará además de forma “retroactiva” desde el pasado 3 de agosto, fecha en la que el Gobierno solicitó a Bruselas la adopción de medidas extraordinarias.

En el comunicado se apunta que la ministra “ha participado activamente en las negociaciones” y de forma “personal” durante las últimas semanas para ampliar este cupo de retirada de fruta.

El Ministerio aplaza a otoño el estudio de medidas “a medio y largo plazo” dirigidas a restablecer el equilibrio entre oferta y demanda

“El sector de la fruta de hueso presenta una situación de desequilibrio estructural por exceso de oferta que se viene produciendo cada verano desde 2014, incluso con anterioridad al cierre del mercado ruso”, han recordado desde el Mapama, que han recalcado que la situación se ha “agravado” en 2017.

Los buenos datos de producción registrados en todas las regiones productoras esta campaña han derivado en algunos casos en dificultades para comercializar estas frutas.

Debido precisamente al carácter “estructural” de los problemas del sector, el Ministerio ha apostado por crear un grupo de trabajo en otoño que estudie “medidas a medio y largo plazo” dirigidas a restablecer el equilibrio entre la oferta y la demanda.

El Departamento ha incidido en que una de las claves para conseguir que la CE aceptara tomar medidas extraordinarias ha sido que el Gobierno español ya hubiera adoptado otras iniciativas.

Concretamente, el Ejecutivo aprobó el incremento de los importes de ayudas por la retirada del mercado de frutas y hortalizas (un 39% en el caso del melocotón y un 41 % en la nectarina), así como la transformación en zumo de una parte de la producción que se destinó a los bancos de alimentos y una campaña de promoción para fomentar el consumo de fruta de hueso en verano.

El MInisterio no descarta reducir los módulos aplicables a la declaración del IRPF

A través de la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA), el Mapama está “realizando inspecciones, complementarias a las que pueden hacer las comunidades autónomas, para comprobar el cumplimiento de la Ley de la Cadena”, y también se ha comprometido a trasladar a Hacienda la petición de reducir los módulos aplicables a la declaración del IRPF para los productores de frutas y hortalizas.

Precisamente, ésta es una petición que el sindicato agrario Asaja había reclamado al Ministerio de Hacienda, así como la condonación de la Seguridad Social de las cuotas de autónomos de los productores afectados, así como la rebaja en el recibo del IBI de 2018 en todos los municipios afectados por la crisis de producción frutícola” y ampliar el cupo de retirada de fruta.

Desde Asaja se destaca que “no puede ser que nuestras administraciones más cercanas se muestren incapaces ante problemas tan graves como los que estamos viviendo en los últimos años”. Por otra parte, Asaja pedirá, también, “un aplazamiento de las amortizaciones de los planes de mejora para la incorporación de jóvenes afectados también por la grave crisis económica del sector”.

Finalmente, el sindicato agrario insta a la conselleria y al Ministerio de Agricultura a “plantearse un plan de arranque de fruta de hueso y un plan de jubilaciones anticipadas lo antes posible”, propuestas que ya habían propuestos otras organizaciones catalanas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here